Un chatbot amigo

Hace unos meses visité la pagina web de una compañía muy grande, fui allí porque necesitaba averiguar por un producto de tecnología. Mi experiencia fue abrumadora por la cantidad de datos que tenía que leer; decidí usar la cajita de búsqueda para ahorrar tiempo, pero no encontró nada, el mensaje que recibí fue: “Lo sentimos esa información no está disponible en este momento”.

Yo sabia que eso no era posible, estaba segura de que en ese mar de información se encontraba mi respuesta. Decidí entonces ir por cada menú en busca de lo que necesitaba, pero la experiencia fue aún más frustrante: cada menú contenía al menos diez opciones, aunque el camino no era muy alentador continué haciendo mi búsqueda.

Después de ver varios videos, hacer clicks a enlaces que cerraban la pagina principal y cerrar varios mensajes que no solamente interrumpían mi lectura, sino que también me solicitaban que dejara mis datos de contacto casi obligada, desistí de continuar y abandoné el sitio web.

Hasta que un día recibí un mensaje de un amigo que me contó que había conocido a Diego, un asistente virtual que vive en las paginas web y en las plataformas de mensajería como Messenger, Twitter, Telegram, Skype, y más.

Cuando mi amigo conoció a Diego, pensó en mi, yo le había contado de la experiencia desoladora que había tenido, y por supuesto hizo lo que todo buen amigo hace: “recomendar un producto o servicio del que se siente orgulloso”.

Gracias a esa información que me dio mi amigo, conocí a Diego de 121 Services: un asistente virtual creado para ayudar a las personas a encontrar información rápidamente en paginas web: esa característica la encontré extraordinaria: este servicio me transmitió bienestar y alegría.

Además de lo anterior, Diego de 121 Services es súper discreto para pedir mis datos: después de ayudarme, solicitó mi correo electrónico, casi sin darme cuenta. También luego de que yo ya estaba lista para dejar la página web, me preguntó si tenía tiempo para responder unas preguntas en ese instante, antes de que me fuera de su sitio.

Yo estaba de afán y le respondí que no. Así que él me pidió que por favor lo agregara a mi plataforma de mensajería favorita ( Messenger, Telegram, Skype), y de esa forma él me podría buscar en el momento más apropiado para llenar la encuesta por chat.

Después de esta interacción tan amable y respetuosa, yo no podía negarme a volverme amiga de Diego de 121 Services, y lo agregué a mis contactos.

Desde entonces somos amigos: recibo información que me interesa, porque Diego a través de preguntas muy sencillas ha logrado conocerme mejor y saber lo que me gusta; por eso cada mensaje que recibo de él, me interesa abrirlo de inmediato, como lo hago con mis amigos.

Esa es la clase de relación que deseo tener con una empresa, quiero que me conozcan antes de invadirme con información de productos que no me interesan, quiero que me ayuden cuando más las necesito, quiero aceptar sus ofertas y promociones porque son creadas para mí.

Es por esto que he decidido hacer tratos y compras solamente con mis amigos, los que están en mi lista de contactos, los que están en las plataformas de chat que uso y por supuesto con los amigos que me recomiendan mis amigos.

Pilar Zaldua

I am passionate about practical marketing with technology and common sense; experienced entrepreneur, avid reader and writer.